jump to navigation

Entrada a Carvahal February 15, 2006

Posted by Mike in fantasía.
trackback

Otra de mis historias: 

Carhaval era una pequeña ciudad de la Edad Media. A pesar de ser muy pequeña, tenía la mejor fortificación, y es que en Carhaval se guardaba la zar´rock la espada con la que el rey de Algaesia (país de la ciudad de Carhaval) mató al jefe de los Úrgalos, un grupo de unas bestias parecidas a los orcos, pero muy fuertes, listos y podían llegar a medir 3 metros. Los Úrgalos querían conquistar todo Algaesia, y lo hubieran conseguido si el rey de Algaesia no hubiera matado el jefe de los Úrgalos con la famosa espada zar´rock. La muralla tenía 10 metros de alto y tres de grueso, cada 5 metros hay una torre para los arqueros y las catapultas. En el centro de la ciudad está el cuartel general donde se guarda la zar´rock, a 25 metros por debajo del suelo en una sala de muchísima seguridad. Todo eso es lo que tenia que sortear Eragon con la ayuda de la magia, de su espada y de su magnífico arco, para poder robarla. 

     El plan era saltar la muralla por la noche, invitar a los guardianes del cuartel a unas copas con una droga para dormir, coger la zar´rock y escapar en su caballo hacia su escondite en los acantilados de la costa para luego hacer el hechizo con el que podía hacer resucitar a su amigo y maestro Brom, para eso necesitaba la zar´roc, para poder terminar el hechizo de la resurrección. En cuanto empezó a oscurecer se fue preparando, había repasado el plan 14 veces para que no hubiera ningún fallo. Cuando llegó a la muralla cogió una cuerda y la enganchó en un saliente, hecho esto empezó a escalar con un poco de dificultad debido a que tenía las manos muy cansadas. Nadie se dio cuenta de que se había colado en la ciudad, siguió sin problemas hasta llegar al cuartel. Cuando llegó vio a los guardias apostados en la puerta.

     -Hola, os invito a un par de copas-dijo Eragon.

     -No creo que debamos-titubeó uno de los guardias-Estamos de turno y… ah qué demonios, de acuerdo.

     Eragon sacó un par de copas de su bolsa de cuero y repartió un poco de vino drogado entre los guardias, al cabo de 3 minutos ya estaban dormidos en un sueño muy profundo. Le quitó las llaves del cuartel a uno de los guardias y los encerró en el cuarto de la limpieza. Bajó muchas escaleras abriendo puertas, y cuando llegó al final abrió la cámara acorazada con su magia. La vio, ahí estaba la zar´rock, todo su entrenamiento había dado su fruto, la cogió y se dio cuenta de que pesaba muchísimo, era grande y dorada, con muchos rubíes incrustados en el mango. Ahora debía pensar en como escapar de la ciudad, salió del cuartel y metió la zar´rock en su bolsa de cuero, nada más hacer eso vinieron los guardias que debían sustituir a los dormidos y vieron que estaba saliendo del cuartel.

     – Eh, tú no puedes estar ahí- gritó uno de los guardias-Registradle por si ha robado algo.

     Los guardias fueron hacia él, pero Eragon con rápidos reflejos desenfundó su espada y se preparó para lanzar unas cuantas bolas de fuego por si acaso. Eragon era un gran espadachín gracias a que Brom le había enseñado muy bien el manejo de la espada. Al final no uso la magia porque los guardias parecían campesinos defendiéndose. Momentos después huía en su caballo hacia su escondite en el acantilado. Con la espada en su poder podría ayudar a su amigo. Pero esa es una historia que contaremos en otra oportunidad.  

Comments»

No comments yet — be the first.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: